Los canceles dan a nuestros espacios un aspecto más armonioso y funcional, por lo que su mantenimiento es indispensable. La cancelería de aluminio aporta soluciones a una amplia gama de necesidades decorativas y de servicio, desde canceles de baño hasta puertas y ventanas que nos protegen eficazmente de los cambios de temperatura y la inclemencia del tiempo.



Es por esto que te compartimos los siguientes consejos para alargar la vida útil de tus canceles de aluminio:




  • El cancel se debe limpiar con agua tibia y jabón, nunca con productos abrasivos, poniendo especial atención en los perfiles y las juntas. Para secar se debe emplear un paño seco.
  • Esta limpieza hacerla dos veces al año. En zonas próximas al mar, limpiar los canceles de aluminio con mayor frecuencia.
  • Para la cancelería de puertas y ventanas corredizas, hay que revisar y limpiar las guías donde deslizan para mantenerlas en estado óptimo.
  • También es recomendable revisar las manijas de puertas y ventanas para mantenerlas en buen funcionamiento.
  • Revisar los herrajes, cerraduras y bisagras, y colocarles aceite lubricante o vaselina para que funcionen perfectamente.
  • Checar que las puertas corredizas no se hayan desplazado de los marcos donde estén montadas para que no tengan problema al cerrar.



Ante cualquier problema que presente tu cancelería, contacta a nuestros asesores y con gusto te brindaremos un servicio profesional y eficiente para que mantengas en óptimas condiciones tus canceles.