La diversidad de diseños y opciones de materiales han permitido el empleo del vidrio templado en proyectos de decoración residencial y comercial, con lo que la oferta de soluciones para interiorismo ha incrementado, dando paso a innovadores diseños para ajustarse a las necesidades y gustos de cada cliente.

El vidrio templado es mucho más resistente que el cristal normal. Su proceso de fabricación emplea altas temperaturas y un enfriamiento rápido posterior, lo que incrementa su dureza de cuatro a cinco veces más. La rigidez que se obtiene en el producto final hace también que el cristal templado se rompa de forma diferente al tradicional, fracturándose en pequeños trozos y son formas puntiagudas, por lo que también se le cataloga entre los vidrios seguros.

Otra de sus características es que tiene también una alta resistencia a la temperatura, por lo que es muy apropiado para su uso en lugares o enseres donde hay altas temperaturas, desde puertas de hornos hasta tapas de recipientes para cocinar.

Su eficiencia le ha consagrado en la industria automotriz, donde cubre prácticamente todos los requerimientos de cristales para vehículos; mientras que en la decoración podemos encontrarlo en los cristales de puertas, mamparas de baño, pasamanos de cristal y diferentes elementos y acabados.

Para mayores informes sobre servicios de cancelería de vidrio templado contacta a nuestros asesores, con gusto te brindaremos un servicio profesional y eficiente para que decores tus espacios con elementos durables, estéticos y funcionales.